La ansiedad es un sistema de alarma que nos protege, no obstante…

 

 

Cómo ya escribí en un post anterior, es una respuesta natural y necesaria del organismo ante algo inesperado, situaciones demandantes, de estrés, nuevas, peligrosas.

Sin embargo, dicha inteligencia innata del cuerpo se puede «volver en contra», cuando no disponemos de habilidades para gestionarla correctamente cuando aparece de manera exagerada sin motivo.

En ese momento tal vez, no somos capaces de ver más allá porque es muy molesta y nos asustamos, comenzando a ser un problema en la vida diaria siendo percibida como negativa mayoritariamente.

Cuando esta está demasiado presente, no sabes qué hacer, te sientes desbordada, agobiada, con presión en el pecho, palpitaciones, sensación de falta de aire, hormigueo en el brazo, temblores, nudo en el estómago.

Las preguntas que yo me hacía, ante un exceso de sudoración en axilas, aún en invierno sintiendo frio, eran:  ¿Qué me está pasando?   ¿De dónde viene?


Deja de luchar contra lo que sientes y comienza a fluir para expresarlo.


Hoy te hablo sobre por qué la tengo sin motivo aparente.

Si te está pasando, seguramente te estás haciendo las mismas preguntas.

Te diré que para mí fue importante ir más allá de los síntomas, es más, es necesario y la única salida para llegar al fondo de la cuestión que se suele decir. Así que te invito a lo mismo, porque cuando «el sistema de alarma ansiedad» salta más de la cuenta, te está diciendo revisa en tu interior.

Descúbrelo también en mi post  >> Te cuento un cuento – La Mensajera Ansiedad<<


¿Por qué aparece la ansiedad sin motivo aparente?

A veces durante la vida cotidiana, pasa algo que aún no teniendo importancia, de forma repentina y sin un por qué a priori, (no representa peligro o amenaza real), te ocasiona un fuerte impacto emocional llegando incluso a provocar un ataque desmedido de ansiedad o pánico.

En mi caso, la sudoración excesiva se activaba normalmente fuera de casa, cuando me relacionaba con personas desconocidas, eventos públicos y también en el trabajo.

Con el tiempo reflexionamos y nos preguntamos el por qué  o una pregunta más profunda, el para qué de este impacto y empezamos a ver que a pesar de que lo sucedido podría tener algún vinculo perturbador en alguna ocasión, en muchas otras no la tiene.

Y entonces, si no ha pasado nada alarmante, ¿Por qué está respuesta fisiológica tan intensa?

Cuando te haces preguntas como esta y las anteriores, sin entrar en el rol víctima, «todo me pasa a mí», » si es que no puedo cambiar», entonces y sólo entonces, empiezas a darte cuenta de que el estímulo externo, la chispa detonante, no tiene amenaza alguna y que debes buscar el origen de la chispa en tu interior.

Si has sido humilde para reconocer que el foco viene de dentro, el primer paso está dado.

Según mi propia experiencia y la de otras personas y mujeres a quiénes he ayudado y ayudo, puedo compartir contigo que el foco principal del fuego nunca es externo.

Siempre tiene que ver con la historia personal, sobre todo con los primeros años de vida entre los 0-8 años aproximadamente, ya que en mayor o menor nivel todas tenemos nuestra niña interior herida.


Debemos escuchar a la niña que llevamos dentro de nosotras. Esta niñá entiende de instantes mágicos. Paulo Coelho 


La Infancia y la niñez

Esta época es crucial para el óptimo desarrollo de la persona, es determinante para vivir una vida adulta lo más sana y equilibrada posible en todos los niveles que nos conforman como seres humanos, el físico, el mental, el emocional, el psicológico, el psíquico y el espiritual.

Sin embargo, esto no es así, en mayor o menor grado, nuestra infancia nos ha marcado. Influyendo notablemente en nuestra  forma de pensar, sentir, gestionar emociones, hablar, actuar y funcionar en la vida adulta viéndose afectada la auto-estima y la visión propia de la vida.

Seguirá haciéndolo hasta que, yo misma sea capaz, gracias «al sistema de alarma ansiedad» de: cuestionarme, darme cuenta, reconocer y aceptar  que las verdaderas causas de la ansiedad que padezco están en mi interior.

En este momento conviene decidir si:

  1. Sigo como estoy o
  2. Quiero llegar hasta el final

Si has decidido la primera, no sigas leyendo, no creo que sea de tu interés lo que comparto.

En cambio, si la decisión es la segunda y estás dispuesta a viajar hacia tu interior, lo que comparto puede ayudarte a empezar a caminar.


En el silencio de mi reposo encuentro nuevas energías para afrontar la vida.


¿Qué hacer para empezar a descubrir el origen? 

Comparto contigo 3 diferentes opciones dentro de las terapias alternativas y naturales que son las que he usado y uso,  las cuales te las recomiendo cien por cien.

Flores de Bach: son esencias florales que nos ayudan a tomar consciencia del estado emocional «negativo» en el que te encuentras para saber qué emoción se está reprimiendo, rabia, enfado,  qué patrones mentales y formas de hacer conviene cambiar,  ser demasiado exigente, aislarme mucho, ser muy complaciente con los demás aún no siendo lo que siento.

Todo ello nos habla de lo qué debe trabajarse para reequilibrarse y permitir a la armonia  regresar al cuerpo-mente-espíritu sintiendo más paz interior y autoconocimiento.

Botón- Flores BAch

Meditación: Práctica ancestral que nos ayuda a ir más allá de los pensamientos para poder experimentar y sentir las emociones tal cual son sin enjuiciarlas.

Se consigue gracias al silencio mental que se va adquiriendo con paciencia y perseverancia en la práctica diaria.  En mi canal de youtube puedes encontrar algunas meditaciones guiadas para iniciar tu nuevo hábito. >>Ir a la Meditación Guiada – Me Amo << 

Respiración Consciente: Está técnica es muy poderosa, sanadora y liberadora. Descubre cómo aplicarla con ejercicios sencillos  en tu día a día en mi post >> Respirar Conscientemente es poderoso y sanador<< 

También puedes descargarte la guia gratis >> El Ansiolítico Natural Más Efectivo <<


Ya haces lo de arriba pero sientes que has de ir más a fondo con ayuda profesional.

Te invito a conocer mi propio y exclusivo Programa SER creado pensando en tí para ayudarte a llegar a la raíz de la ansiedad sanando y liberando a tu niña interior para Ser Tú Misma y >> reservar tu sesión gratuita de 30 minutos 

 

Botón- Programa SER