Día internacional del abrazo y sus beneficios 

Hoy 21 de enero se celebra el día internacional del abrazo.

Gracias al movimiento, Free hugs,creado en 2001 por el estadounidense Jason Hunter, quien apenado por la muerte de su mamá salió a la calle con un cartel en que decía: Abrazos  gratis.   Una joven lo rodeó entre sus brazos y así nació este movimiento que ha dado la vuelta al mundo, compartiendo sus múltiples beneficios para la salud y el  bienestar integral de los seres humanos.

 

Los seres humanos necesitamos 4 abrazos al día, para sobrevivir, 8 abrazos para mantenerse y 12 abrazos para crecer. Virgina Satir

La abrazoterapia

Utiliza el abrazo, de forma literal y metafórica, como instrumento terapéutico de regulación fisico-emocional. Cuando nos abrazamos, disfrutando y sintiéndolo plenamente desde el corazón, emociones como la tristeza y el enfado así como estados de estrés y ansiedad disminuyen.

El abrazo permite un contacto muy cercano con el otro lo cual hace que el cuerpo  libere oxitocina, la hormona del amor. La oxitocina está directamente relacionada con el placer y el afecto, ayuda al cerebro a sentir cariño por las personas de nuestro entorno, viajando desde el  cerebro al corazón y de ahí a todo el cuerpo, activando una amplia gama de funciones y emociones.

Los beneficios

  • Aumenta la autoestima

Nos hace sentir amados y apoyados reduciendo los miedos e incrementando la confianza en uno y en la vida.

  • Cero Estrés

El ser humano necesita satisfacer la necesidad innata del contacto físico, base del bienestar integral. Al abrazarnos, se liberan diferentes neurotransmisores, además de la oxitocina, también, la serotonina y la dopamina, actuan como sedantes aportando calma y bienestar, reduciendo los niveles de cortisol y noradrenalina, hormonas que se disparan con estados de estrés, relajando los músculos y liberando tensión.

  • Sube el  ánimo

Después de un abrazo, la persona suele sentirse más contenta, ha aumentado el nivel de la  serotonina subiendo el sentimiento de felicidad.

  • Fortalece las defensas

El abrazo mejora el sistema inmunológico, hace que el organismo genere más glóbulos blancos, cuya función es hacer de escudo contra las enfermedades. Los abrazos son un antídoto contra las enfermedades, garantizando una excelente calidad de vida.

  • Realzan la belleza

Los abrazos tienen la capacidad de rejuvenecer el cuerpo de  quien los da y  de quien los recibe, pues se estimula el nivel de oxígeno en la sangre reduciendo la presión arterial, los dolores menstruales y de cabeza.

  • Conecta con el lenguaje del amor

Jacques Prevert  dice sobre el abrazo,

Millones y millones de años y todavía no tengo suficiente tiempo para describir ese pequeño instante de eternidad en que colocas tus brazos alrededor mío y yo coloco mis brazos alrededor tuyo.

El neurobiólogo Francis McGlone  reivindica la importancia del abrazo en la era digital donde el sentido del tacto queda en un segundo plano. Es cada vez más importante reconocer lo vital que es una afectuosa caricia y abrazar.

  • Da vida a las neuronas

Ricky Friedel,  autor del Libro de los abrazos, esta necesidad es un anhelo que comienza en la cuna y se requiere durante toda la vida.

Una persona necesita recibir abrazos y caricias desde sus primeros años de vida, para evitar que sus neuronas mueran por la ausencia del contacto físico, afirman científicos de la Universidad  de Duke, en Estados Unidos.

El déficit de caricias en la infancia puede tener efectos negativos en la edad adulta. Francis McGlone, neurobiólogo, investigador del tacto.

 

Qué hacer 

Abrázate, abraza y permite que te abracen, hoy y siempre.

Mantener lo  esencial de la vida es decisión de cada quien en su día a día.

 

Descarga gratis la Meditación Guiada con mi voz: Amor Propio para Cultivar Autoestima