Sanar al niño interior para Ser

requiere de atravesar varias fases. La autoestima y la toma de consciencia de las heridas del niño interior son fundamentales para conseguirlo.

Sanar al niño interior es una sabia y necesaria decisión para bajar tu mente (ego) al corazón para conectarte más a tu esencia e intuición innata.

De esta manera consigue que, en vez de que el ego dirija tu vida, sea el corazón quien lo haga. 

Este decisión requiere de compromiso contigo y de responsabilidad de tí y solo de tí. 

No hay mayor libertad que Ser Quien Eres. Es el mayor acto de Amor que puedes hacer por tí. Loreto Guarner

                                                     

Puedes descargar gratis una meditación guiada con mi voz, Amor propio para cultivar autoestima y formar parte de la comunidad de personas empoderadas.

Te doy a conocer las fases que si o si se han de atravesar para conseguirlo.

Fases para Ser quien eres


FASE 1 – Tomar Consciencia y Aceptar

Comenzar a ser consciente de cómo se piensa, se cree, se sienten las emociones, se habla en el mundo interior y exterior, y dónde y cuándo se ha estado reaccionando en función de lo que ha dicho el ego, la mente (yo pequeño), el niño herido y no tu SER (tu alma, tu corazón).

Parece un pequeño paso pero es el más importante.  Marca la diferencia.

Es entonces, cuando comenzamos a darnos cuenta de algo que hasta entonces no exístia porque no se veía.

Aceptar lo que hay como es, guste o no, sin rechazo alguno de nada ni de nadie. Tampoco de tí, por no haber sido quien eres porque ni has sabido ni podido hasta ahora, llegando a una comprensión mayor que permite sentir el bálsamo de LA ACEPTACIÓN, fundamental para la transformación  personal y sanación verdadera. 

 

FASE 2 – Decidir

Una vez tomas consciencia, toca decidir qué hacer desde hoy. 

  1. ¿Me quedo como estoy, viviendo desde el sufrimiento?, o
  2. ¿Voy a por todas para estar en paz conmigo y vivir desde el AMOR?

Al apostar por el AMOR PROPIO, se está dispuesto a llevar a cabo acciones distintas en el día a día por la salud, el  bienestar integral y el equilibrio interior. 

Y eso es lo que va a hacer que el cambio en tu interior comience a producirse.

Si quieres cambiar el mundo, cámbiate a tí mismo.

Mahatma Gandhi

 

FASE 3 – Observar, explorar, descubrir

Está fase creo sin duda, que es de las más difíciles pero también la más reconfortante con el paso del tiempo.

¿Por qué?

Pues porque aquí te conviertes en observador, explorador y descubridor de ti, en todas las facetas como ser humano, cuerpo, mente y espirítu.

Se es más consciente de lo que gusta de verdad pero también, y lo más importante, de lo que no gusta, hace daño, molesta, irrita, impacienta, nos autoculpamops o culpamos a otros,  del autocastigo,  crea ansiedad y un sinfín de mensajes que envía el cuerpo para que nos demos cuenta. 

En en esta fase, es donde te acompaño como terapeuta energética,  ayudándote a viajar hacia tu interior para llegar a la causa raíz. 

Para que este proceso de sanación y transformación  sea lo más amoroso, esclarecedor y liberador resurjiendo la verdadera esencia,  libre de máscaras.


FASE 4 – Perdón y Gratitud

Dar las gracias es muy poderoso y sanador.

Pero, sólo perdonamos de verdad cuando hay aceptación y comprensión, siendo entonces capaces de perdonarse desde el corazón y perdonar a otros.

Sin reproches ni culpas desde la responsabilidad.

Cuando se comprende que así tuvo que ser para la propia evolución,  se sale del rol de víctima y se adopta el rol de responsable de tu vida y de todo lo que sucede en ella.

Ahora, ya se puedes dar las GRACIAS de verdad por todo lo que se tiene cada día, por todo lo que  se ha vivido, por todas las situaciones experimentadas, por todas las personas con las que has compartido o compartes, porque  todo ello ayuda a crear una mejor versión de ti diariamente.

Tu vida comienza a cambiar el día que te responsabilizas de ella. 

Steve Maraboli

 

FASE 5 – Empoderamiento 

Ahora, siendo más sensatos, con algo más de claridad acerca de todo aquello que tiene ver con uno y de para qué  se elige vivir en la Madre Tierra esta experiencia, las circunstancias, en un lugar concreto, con una familia muy particular,  la cultura.– El Alma, Ser Superior se encarga de ello– 

Se aterriza en la fase de empoderamiento la cual surge de la autoestima y del poder interior, gracias a que las fases anteriores están transitadas y la honestidad y la coherencia se van integrando proyectándose en las facetas de la vida mundana.

¿Cómo sabes que está pasando ? 

Observando constantemente,

  • los pensamientos
  • como te hablas y hablas a los otros
  • que sentimientos albergas
  • cómo actuas contigo y con  los demás.
  • cómo van las reacciones ante situaciones y/o personas con las que antes te irritabas, impacientabas, no soportabas, críticabas, enjuiciabas.

Maravilloso, se ha iniciado la sanación verdadera de las heridas que estaban por curar. 

 

La curiosa paradoja es que cuando me acepto tal y como soy, entonces es cuando puedo cambiar.

Carl Roger

 

El ho’oponopono ayuda mucho para transitar el proceso

Lo siento, me perdono, gracias, me amo.

Lo siento, perdóname, gracias, te amo.

 

Es conveniente que sepas que una vez superadas estas fases, la evolución y el crecimiento personal sigue subiendo al siguiente escalón de una escalera infinita.

Por eso, este camino es solo para los valientes.

La vida nos sigue poniendo a prueba, día a día, para ver cuánto más nos amamos y hasta dónde nos hemos ocupado de nosotros,  si están o no curadas totalmente las heridas internas. 

Diferencia entre Antes y Después

  • Ahora ya no se puede mirar hacia otro lado y seguir culpando a otros. 
  • Has decidido ser el único responsable de tu vida.
  • Hay que ser honestos, humildes siendo coherentes.
  • Aceptar si hay algo que todavía sigue molestando, irritando, que genera ansiedad, un nudo en el estómago.

¿Qué hacer entonces?

Mirarlo con otros ojos porque ya eres capaz de hacerlo.

Ver con los ojos del amor y la gratitud la opción de subir al siguiente escalón que la vida ofrece a cada paso, con cada situación y persona, cuestionándose:

  • ¿Qué he de ver en mí que todavía no he visto hasta ahora?
  • ¿Qué me sigue mostrando está situación y/o persona sobre mí?
  • ¿Qué me estás diciendo síntoma, enfermedad, emoción?

Si es así y te aseguro que será, aunque con menor o mayor nivel según el cambio interior conseguido, con mucho amor y benevolencia, hay que seguir profundizando con lo pendiente despojándonos más y más de las antifaces que hemos usado creyendo que nos protegían y no se nos veía el plumero. 

A pesar de que fueron necesarios en la infancia, ahora ya no nos sirven.

Ser quien eres y crear una mejor versión de tí,  sólo puedes hacerlo tú.

Loreto Guarner

 

Si tienes alguna pregunta escríbeme.

 En breve, en otro artículo hablaré sobre las máscaras que usa el ego, cuántas hay, cómo identificarlas. 

Otros artículo que puede interesarte: ¡Tu cuerpo te habla, escúchalo! 

 


Conoce mi exlusivo programa SER y cómo puede ayudarte en este proceso de sanación del niño interior para amarte y empoderarte comenzando a transformar tu vida con mi acompañamiento. 

Programa SER